sábado, 4 de noviembre de 2017

Lazo

Lazo que se debilita
ahogado en palabras de furia,
fatiga de miedos profundos;

el hilo, frágil,
padece
como hebra que agoniza.

¿ Podrá el misterio
volver a la cuna
donde la sangre
tejió certezas?

¿ O el vientre, seco y sepultado
es ahora olvido,
muerte por siempre
de la ternura, el juego,
el llanto?


de los breves...

De aquellas semillas

hoy cosecho espinas,

cuan amargas les fueron

a la tierra.

de los breves

Duele la hoja verde que se quiebra y cae,

otoño prematuro

donde el ocre es herida

y la primavera duelo.

sábado, 28 de octubre de 2017

Lobos

La manada aúlla,
canta la amenaza.
El miedo grita
cuando se oye la busca.
Las fauces 
de miradas mensajeras
corren presas
salpicadas de nieve.

Herpes

Misteriosa,
arrastra en el polvo
su traje de oro.
Lame el pecado,
corona al divino,
saliva la muerte,
bebe la cura.
Se esfuma en el ocre
y se inflama de fuego.
Hábil, astuta,
voluble y voluptuosa,
muerde el claroscuro 
de la historia.

Presidio


Amanece de bruma
(pensamiento esquivo).
La duda improvisa
en la razón.

Una palabra ociosa
(del abismo, el eco)
mientras 
un pozo traga
el vértigo mudo.

Centinelas sedientos 
abrevan el futuro,
el tiempo llora
desventuras.                                                                                                            
                                                                            
Destierro
de semilla temprana,
cerrojo del aliento
postrado y mudo.




...

El mascarón de proa,
sin rumbo ni casco,
hunde los pies
en aguas turbias.

La nada de un océano
sin horizonte
es vacío que sostiene
la nave incierta.

Espuma que entra
en los poros de la dama,
carga en sus entrañas
la caída en el abismo.

En el silencio,
la obstinada oscuridad
sea tal vez 
el tesoro de otros muertos.

De un sueño

El paisaje huye
entre los dedos tiesos,
la lumbre citadina
ahoga la hoguera
de leños dormidos.             

Entre muros esbeltos
el pasado mastica
un sueño delirante,
impropio, indigno.

El viento empalizado
en vieja copla sin fusa,
arrebata la pradera,
el casco, la tierra,
las manos pétreas
aún sedientas. 

La idea cabalga
sobre corceles ajenos,
perdida en la demencia
de otras corduras.

viernes, 27 de octubre de 2017

Pequeño, hablas desde la rama donde mis ojos no te alcanzan, y te busco.
"Canta otra vez", mi corazón te pide sin palabras y atento.
Tu voz, corta, menuda como tu cuerpo, me sorprende.
Giro la cabeza, te encuentro.
Pequeño, gracias...
en tu instante, nació mi día.
El sol desnudó tus pétalos,
despojados,
lucen las transparencias
que develan el secreto
de tu alma de terciopelo.
Cuando hay luz,
                          veo;
en la oscuridad,
                          siento;
 toco, 
                         el calor de la piel;
en el abrazo,
                         aprendo el latido,
y en la eternidad,
ausente de piel y miradas,
                          reconoceré...

martes, 29 de agosto de 2017

La catástrofe

Nada pudo impedir la catástrofe, ni los acérrimos creyentes, ni los acetas extremos, ni la mirada concienzuda de los más prestigiosos científicos.
Los trastornos se sucedían como las cuentas del collar de la reina engarzados con el esmero del orfebre de la corte, quien intercaló  perlas y piedras tan extrañas como exclusivas, halladas en la profundidad del lago que nadie nombra (por misterioso o salvaje, por miedo o por piedad) en manos de un pescador que se habrá perdido en otro reino, ya que nunca más fue visto ni oido...

Quebrada de los condores - La Rioja

Un lugar donde la magia salvaje se renueva en las manos perseverantes de un esfuerzo sostenido, de un amor incondicional al silencio, a la historia, y una escucha permanente del misterio que solo hablan la tierra, la vida y el viento. 
Allí donde el cóndor custodia tareas y anhelos, entregas y sueños, donde su vuelo bendice cada esfuerzo y cada aliento.

domingo, 23 de abril de 2017

Lo vio alejarse con el facón atravesando la cintura como anticipo de hombre y coraje.
Puso la pava sobre el fuego para que estuviera listo el mate a la hora del regreso, Ella, con sus años atravesados de cuerpo en cuerpo, sabe bien de espera de soledades y desengaños.

sábado, 8 de octubre de 2016

Asombro y melancolía en un lugar tan acogedor como fueron sus ladrillos a inmigrantes, esclavos y mestizos. Luces tenues y faroles míticos iluminan los misterios que escondieron calles breves entre adoquines desparejos. Se estremece el alma al pisar viejos andares, locuras y desvelos. Entre anchas paredes que albergan camastros, baules y un aire oscuro y fresco, se adivinan los silencios y se permite un diálogo callado sobre la vida grabada con huellas invisibles. Es así como susurran los labios quietos, y la historia nos hace suya.

impresiones

Sorpresa y decisión, gozo y libertad, placer en tu mano caminando por la orilla de una noche imprevista.


Seré...

...tierra que alimente un árbol en cuyas ramas se acunen los nidos, cuyas flores perfumen el aire y sacien el hambre sus frutos.

...huesped de una ballena que devele los misterios de las profundidades y me lance vaporosa para que el viento me lleve a soplar sus secretos...

atardecer

A la hora de las sombras largas, el último gorrión que comió de tu mano,  anidó en tu memoria entibiando para siempre el recuerdo de la orilla con sus labios de espuma y la mirada del horizonte.

En la ruta

Las sombras de los húmedos fantasmas nos acompañan desde el amanecer hasta casi el mediodía, cuando el sol arrebata sus velos de gasas grises...
El fuego ardió como nunca sin leños ni cenizas. El horizonte lo devoró con su boca sin fin dejando entre sus labios el rastro sanguinolento del parto.

lunes, 3 de octubre de 2016

Sosías

Las mismas facciones. Encontrar varios sosías en este breve tiempo que ni alcanza a la mitad de una semana.
Miles de años de historia transitada por millones y millones de moléculas jugando a un rompecabezas infinito. Se reproducen cada tanto las formas como el barro cocido en los moldes...¿ Y qué hay de las almas?