viernes, 6 de abril de 2018

Hay un graznido, único,
sacudiendo el vacío solitario
de la brisa calma
y el horizonte azulado.
Clama la soledad
mareada en el tumulto de vuelos,
alas rotas, puertos truncos,
y se vuelve allí,
desde donde no se puede despegar.

Amiga

En la noche se multiplica el reflejo,
besa la orilla y navega más allá del horizonte.
Se duermen las sombras y brillan las olas,
así sucede cada noche, como esta noche,
luna que abraza y hace huella.
Como esta noche, como tu despedida,
así tu vida,
tu luz que en cien almas se refleja,
tu andar en cien caminos, tu huella.

a Pato

Agonía

La piel enrojecida de furia,
la boca seca de hambre,
los ojos lejos, tan lejos
como la muerte que viene y no llega.

zorzal

¿Donde están zorzales?
No se lleven el canto,
que el silencio embargó al alma.
¿ Es acaso el fruto amargo,
la semilla sosa
o el jardín que sabe a lágrima?
¿ Donde están?
¿ A donde fueron?
El plato mustio,
 la rama quieta,
y la tarde muere sin su canto

Olvido

Si fue espera,
    el silencio la respuesta...
Si fue anhelo
     el vacío su conquista
Es lágrima la tinta
     del grito que no se anima
los ojos,
     escapan al encuentro,
las manos
     dibujan cadenas y se van,
la voz,
     se marchita,calla
palabra
     que niega
porque nada vale
     y respira cerca.

breve

Cuando se toca la fibra precisa,
la emoción se hace gota de sal.

Al ombú

Y fuiste compañía
en una tarde llena de soledad,
y fuiste abrazo
en la brisa fresca,
pregunta a mis preguntas,
respuesta queda.
Eterna juventud
renovada en los brazos
de tu cuerpo ancestral.
Toco la piel rugosa
y me dejo llevar por sus huellas,
cae la flor,
me sostengo,
parto,
algo dejo,
algo llevo.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Lazo

Lazo que se debilita
ahogado en palabras de furia,
fatiga de miedos profundos;

el hilo, frágil,
padece
como hebra que agoniza.

¿ Podrá el misterio
volver a la cuna
donde la sangre
tejió certezas?

¿ O el vientre, seco y sepultado
es ahora olvido,
muerte por siempre
de la ternura, el juego,
el llanto?


de los breves...

De aquellas semillas

hoy cosecho espinas,

cuan amargas les fueron

a la tierra.

de los breves

Duele la hoja verde que se quiebra y cae,

otoño prematuro

donde el ocre es herida

y la primavera duelo.

sábado, 28 de octubre de 2017

Lobos

La manada aúlla,
canta la amenaza.
El miedo grita
cuando se oye la busca.
Las fauces 
de miradas mensajeras
corren presas
salpicadas de nieve.

Herpes

Misteriosa,
arrastra en el polvo
su traje de oro.
Lame el pecado,
corona al divino,
saliva la muerte,
bebe la cura.
Se esfuma en el ocre
y se inflama de fuego.
Hábil, astuta,
voluble y voluptuosa,
muerde el claroscuro 
de la historia.

Presidio


Amanece de bruma
(pensamiento esquivo).
La duda improvisa
en la razón.

Una palabra ociosa
(del abismo, el eco)
mientras 
un pozo traga
el vértigo mudo.

Centinelas sedientos 
abrevan el futuro,
el tiempo llora
desventuras.                                                                                                            
                                                                            
Destierro
de semilla temprana,
cerrojo del aliento
postrado y mudo.




...

El mascarón de proa,
sin rumbo ni casco,
hunde los pies
en aguas turbias.

La nada de un océano
sin horizonte
es vacío que sostiene
la nave incierta.

Espuma que entra
en los poros de la dama,
carga en sus entrañas
la caída en el abismo.

En el silencio,
la obstinada oscuridad
sea tal vez 
el tesoro de otros muertos.

De un sueño

El paisaje huye
entre los dedos tiesos,
la lumbre citadina
ahoga la hoguera
de leños dormidos.             

Entre muros esbeltos
el pasado mastica
un sueño delirante,
impropio, indigno.

El viento empalizado
en vieja copla sin fusa,
arrebata la pradera,
el casco, la tierra,
las manos pétreas
aún sedientas. 

La idea cabalga
sobre corceles ajenos,
perdida en la demencia
de otras corduras.

viernes, 27 de octubre de 2017

Pequeño, hablas desde la rama donde mis ojos no te alcanzan, y te busco.
"Canta otra vez", mi corazón te pide sin palabras y atento.
Tu voz, corta, menuda como tu cuerpo, me sorprende.
Giro la cabeza, te encuentro.
Pequeño, gracias...
en tu instante, nació mi día.
El sol desnudó tus pétalos,
despojados,
lucen las transparencias
que develan el secreto
de tu alma de terciopelo.
Cuando hay luz,
                          veo;
en la oscuridad,
                          siento;
 toco, 
                         el calor de la piel;
en el abrazo,
                         aprendo el latido,
y en la eternidad,
ausente de piel y miradas,
                          reconoceré...

martes, 29 de agosto de 2017

La catástrofe

Nada pudo impedir la catástrofe, ni los acérrimos creyentes, ni los acetas extremos, ni la mirada concienzuda de los más prestigiosos científicos.
Los trastornos se sucedían como las cuentas del collar de la reina engarzados con el esmero del orfebre de la corte, quien intercaló  perlas y piedras tan extrañas como exclusivas, halladas en la profundidad del lago que nadie nombra (por misterioso o salvaje, por miedo o por piedad) en manos de un pescador que se habrá perdido en otro reino, ya que nunca más fue visto ni oido...

Quebrada de los condores - La Rioja

Un lugar donde la magia salvaje se renueva en las manos perseverantes de un esfuerzo sostenido, de un amor incondicional al silencio, a la historia, y una escucha permanente del misterio que solo hablan la tierra, la vida y el viento. 
Allí donde el cóndor custodia tareas y anhelos, entregas y sueños, donde su vuelo bendice cada esfuerzo y cada aliento.